Reunificación de deudas?…ES CASI IMPOSIBLE
Autor: Liquida tu deuda
Publicación: 7 May, 2021
b
Categoría: Blog

¿Reunificación de deudas?…ES CASI IMPOSIBLE

La reunificación de deudas es una alternativa a la que se podían acoger las personas para solucionar sus problemas de liquidez. Pero ahora ya no es posible, salvo que se tengas unos ingresos altos, una garantia inmobiliaria, normalmente una vivienda libre de cargas y sobre todo una persona que te avale con su patrimonio. Aunque existen otras opciones para Cancelar tus deudas. Aquí te lo explicamos.

El concepto de reunificación de deudas

La reunificación de deuda consistía, básicamente, en agrupar todos los recibos en una sola cuota mensual. El motivo es que se reducía la cuantía mensual a abonar, aunque se alargaba el periodo de pago.

Hoy ningún banco quiere refinanciar las deudas de otros bancos, pero existe un mecanismo alternativo que es el de la cancelación previa para contratar otro préstamo.

El resultado es similar, pero la vía legal es distinta.

No hay un criterio unificado según la entidad, de ahí que convenga ir a un negociador especializado como Liquida Tu Deuda Despacho de Abogados.

Cómo funciona la cancelación de tus préstamos para pagar una sola cuota

La fórmula más común es que contraigas un nuevo préstamo que servirá para cancelar los anteriores.

Esto, en consecuencia, hará que tengas que aportar una garantía mayor y que el plazo de pago se dilate, aunque la rebaja en las cuotas será menor.

Por otra parte, tendrás que pagar los gastos de cancelación de los préstamos, mas el de la nueva hipoteca. En definitiva, es muy costoso y dificil de conseguir.

Lo habitual, en estos casos, es que se aporte una propiedad como garantía, usualmente una vivienda.

Y esto suele hacerse para cubrir varios préstamos personales que son difíciles de afrontar.

La idea, pues, es contraer una nueva hipoteca, que va en función de tus ingresos, edad y que dispongas de alguna persona que te avale.

Es significativo, también, que sepas diferenciar estas operaciones de lo que son, por ejemplo, las financiaciones.

Aquí no se trata de pedir dinero para un objetivo concreto, sino de reestructurar deuda a largo plazo.

Por lo tanto, conviene que tengas muy claras las diferencias para evitar problemas. Y que sepas el nuevo coste que lleva consigo formalizar esta nueva hipoteca así como, necesario dispongas de un avalista que este dispuesto a perder su Patrimonio en caso de problemas imprevistos.

1. Préstamos de un mismo acreedor

Los préstamos de un mismo acreedor son de sola entidad financiera. En ese caso, suele ser más fácil siempre que tengas solvencia porque la entidad conoce tu situación financiera real. Ahora bien, como el proceso suele demorarse, lo mejor es que contrates a un negociador especializado para que gestione la operación, Liquida Tu Deuda Abogados, somos especialistas, , en conseguir quitas y reducción de cuotas.

2. Préstamos de varios acreedores

El caso de los préstamos de varios acreedores hace imprescindible que, sí o sí, cuentes con un mediador.

Recuerda que hay que contraer una hipoteca para pagar todos los préstamos anteriores, así que te convendrá contar con un especialista que te pueda indicar las mejores condiciones.

Aquí sí que es extremadamente importante comparar para encontrar una alternativa que te interese, en nuestro Despacho Abogados, estamos para ayudarte.

Conclusión

La reunificación de deudas es un proceso muy dificil de conseguir, es necesario tener una buena fuente de ingresos propios y sobre todo y fundamental, contar con una persona que disponga de un buen patrimonio y que quiera avalarnos, que siempre es un riesgo. La mejor solución siempre es, Acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad.

¡Consulta nuestro blog y contáctanos!

Contamos con una experiencia amplia en el sector Financiero y Legal para que consigas tu objetivo.

Y como siempre, Recuerda, Tu Mereces Una Segunda Oportunidad.

Abrir chat
Liquida Tu Deuda
Hola
¿Podemos ayudarte?